viernes, 31 de diciembre de 2010

Policía Federal percibe “gran desorganización” de “La Familia Michoacana”

Tras la muerte del otrora líder de “La Familia Michoacana”, Nazario Moreno González, alias “El Chayo” el grupo criminal da señales de debilitamiento en su organización y enfrenta problemas de financiamiento de sus actividades ilícitas, según consideró el coordinador regional de la Policía Federal, Luis Cárdenas Palomino.

“A partir de la muerte de Nazario (Moreno, alias 'el Chayo') hay una gran desorganización al interior de 'La Familia Michoacana'”, refirió el titular de la dependencia de seguridad al hacer la presentación de cuatro personas que fueron detenidas la víspera en el poblado de San Juan Bosco a la salida de La Mira en el municipio de Lázaro Cárdenas, Michoacán.

Refiere que la organización criminal tiene problemas para saldar los pagos a sus operadores y sicarios, lo que los ha orillado a incursionar en actividades como el asalto, secuestro, robo de vehículos y extorsión a comerciantes en un intento por conseguir recursos.

Luis Cárdenas Palomino considera que desde la confirmación de la muerte de Nazario Moreno, el pasado 10 de diciembre, “'La Familia Michoacana' tal como la conocimos quedó completamente desarticulada”, sentenció en conferencia de prensa durante esta mañana.

Explicó que esta reciente captura es producto de un operativo coordinado implementado por la Policía Federal, la Marina y el Ejército en operativo conjunto para detener a Francisco López Villanueva, alias “El Bigotes”, quien desde 2008 estaría a las órdenes de Servando Gómez, alias “La Tuta”.

Según refiere el reporte de la Policía Federal, López Villanueva habría revelado que cuenta por lo menos 15 sicarios que desde 2008 operan en el puerto de Lázaro Cárdenas.

Junto con “El Bigotes” fueron detenidas otras tres personas que de la misma manera estarían relacionadas con el cártel de “La Familia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario