lunes, 28 de febrero de 2011

DETIENEN A 3 POR EL CRIMEN COMETIDO EN CUAU­TI­TLAN IZ­CA­LLI



Lue­go de mi­nu­cio­sos tra­ba­jos de in­ves­ti­ga­ción, ele­men­tos de la Po­li­cía Ju­di­cial del Es­ta­do de Mé­xi­co acla­ra­ron los ase­si­na­tos que se co­me­tie­ron el pa­sa­do 18 de fe­bre­ro con­tra cua­tro hom­bres que fue­ron en­con­tra­dos ama­rra­dos y amor­da­za­dos den­tro de un do­mi­ci­lio de la Co­lo­nia Jar­di­nes del Al­ba, en es­te mu­ni­ci­pio; los res­pon­sa­bles fue­ron de­te­ni­dos y en sus pri­me­ras de­cla­ra­cio­nes ma­ni­fes­ta­ron que el mó­vil de la múl­ti­ple eje­cu­ción fue el ro­bo de 3 au­to­mó­vi­les y ob­je­tos di­ver­sos.
En con­fe­ren­cia de pren­sa, el Pro­cu­ra­dor Ge­ne­ral de Jus­ti­cia del Es­ta­do de Mé­xi­co, Al­fre­do Cas­ti­llo, in­for­mó que los de­te­ni­dos res­pon­den a los nom­bres de: Juan de Dios Ro­bles Di­mas Agüe­ro, de 25 años de edad; Jor­ge Mar­tí­nez Es­tu­pi­ñán, de 27; Juan Car­los Di­mas Chá­vez, de 24, y Aa­rón Da­vid Ló­pez Iba­rra, de 29, los dos pri­me­ros ori­gi­na­rios de To­rreón, Coa­hui­la, y to­dos ellos in­te­gran­tes de una or­ga­ni­za­ción de­lic­ti­va de­di­ca­da al ro­bo de au­tos, co­no­ci­da co­mo "Los To­rreo­nes", que ope­ra en to­do el mu­ni­ci­pio de Cuau­ti­tlán Iz­ca­lli.

El Pro­cu­ra­dor ex­pli­có que de acuer­do a las pri­me­ras ver­sio­nes que die­ron los de­te­ni­dos, su or­ga­ni­za­ción de­lic­ti­va es ca­pi­ta­nea­da por un su­je­to al que só­lo iden­ti­fi­ca­ron co­mo "El La­lo", quien es el que les da las ór­de­nes, los lu­ga­res y los días pa­ra "eje­cu­tar", ade­más de que, se­gún di­je­ron, se en­car­ga de "aco­mo­dar" des­de el Es­ta­do de Mé­xi­co, dro­ga en la en­ti­dad de Chi­hua­hua.



ORDENES DE "EL LALO"



El día en que su­ce­die­ron los mor­ta­les he­chos, di­je­ron los de­te­ni­dos, "El La­lo" les or­de­nó que se tras­la­da­ran al do­mi­ci­lio, ubi­ca­do en ca­lle de Bu­gam­bi­lias, nú­me­ro 18, en la Co­lo­nia Jar­di­nes del Al­ba, mu­ni­ci­pio de Cuau­ti­tlán Iz­ca­lli, pues sa­bía que en ese lu­gar vi­vían unas per­so­nas que se de­di­ca­ban a la com­pra-ven­ta de au­tos lu­jo­sos y la ins­truc­ción es que les ro­ba­ran uni­da­des que di­cho de­lin­cuen­te ya ha­bía ob­ser­va­do y de­sea­ba te­ner en su po­der.

Co­mo ha­bía si­do la or­den, agre­gó el Pro­cu­ra­dor, los de­te­ni­dos lle­ga­ron a la ca­sa y se en­tre­vis­ta­ron con el due­ño, a quien le hi­cie­ron sa­ber que de­sea­ban com­prar un au­to.

Sin ma­yo­res con­tra­tiem­pos, agre­gó, la víc­ti­ma les mos­tró el au­to que de­sea­ban; sin em­bar­go, cuan­do abrió el co­fre, lo sor­pren­die­ron y en­ca­ño­na­ron con ar­mas de fue­go pa­ra me­ter­lo en su do­mi­ci­lio, don­de ba­jo ame­na­zas de muer­te lo obli­ga­ron a que les en­tre­ga­ra los pa­pe­les y las lla­ves de dos lu­jo­sas ca­mio­ne­tas y un Lin­coln.

Sin em­bar­go, di­jo el abo­ga­do me­xi­quen­se, co­mo el afec­ta­do se ne­gó y los de­lin­cuen­tes se die­ron cuen­ta que den­tro de la ca­sa se en­con­tra­ban otras per­so­nas, a to­das las en­ca­ño­na­ron con ar­mas de fue­go y ama­rra­ron.

Pos­te­rior­men­te, aña­dió, los mal­vi­vien­tes re­ci­bie­ron una lla­ma­da te­le­fó­ni­ca de "El La­lo" pa­ra sa­ber si ya ha­bían cum­pli­do con su en­car­go, pe­ro co­mo le ma­ni­fes­ta­ron que el due­ño se ne­ga­ba a "coo­pe­rar", les or­de­nó que los fue­ran ma­tan­do a uno por uno has­ta que les en­tre­ga­ran las lla­ves y los pa­pe­les de los ve­hí­cu­los.

De es­ta for­ma, di­jo el Pro­cu­ra­dor, pa­ra cum­plir las ór­de­nes de su je­fe, los mi­se­ra­bles de­lin­cuen­tes ase­si­na­ron a los cua­tro hom­bres y pos­te­rior­men­te a la mu­jer de la ca­sa só­lo la ama­rra­ron y en­ce­rra­ron en una de las re­cá­ma­ras, se­gún los de­lin­cuen­tes, "por­que ya ha­bían he­cho mu­cho es­cán­da­lo" y te­mían que la po­li­cía lle­ga­rá y los de­tu­vie­ra.

Lue­go de ello se ro­ba­ran las dos ca­mio­ne­tas y el Lin­coln, ade­más de va­rios ob­je­tos de va­lor pa­ra dar­se a la fu­ga y per­der­se en­tre las ca­lles del lu­gar.

Sin em­bar­go, in­for­mó Al­fre­do Cas­ti­llo, gra­cias a los tra­ba­jos de in­ves­ti­ga­ción e in­te­li­gen­cia que rea­li­za­ron ele­men­tos de la PJ del gru­po de ho­mi­ci­dios de la PG­JEM y a que los de­lin­cuen­tes fue­ron ob­ser­va­dos a tra­vés de una cá­ma­ra de vi­deo lo­ca­li­za­da en el lu­gar de los mor­ta­les he­chos, se lo­gró iden­ti­fi­car­los y días más tar­de fue­ron en­con­tra­dos de­te­ni­dos, mo­men­tos des­pués de que se ro­ba­ron va­rios ve­hí­cu­los de un lo­te de au­tos, ubi­ca­do en el cen­tro de Cuau­ti­tlán Iz­ca­lli.



El Pro­cu­ra­dor se­ña­ló que las in­ves­ti­ga­cio­nes que rea­li­zan agen­tes de la Po­li­cía Mi­nis­te­rial con­ti­núan, pues a un fal­ta por cap­tu­rar a "El La­lo" y a otros in­te­gran­tes de es­ta or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal, lo cual se es­pe­ra su­ce­da de un mo­men­to a otro, pues ya los tie­nen iden­ti­fi­ca­dos y se sa­be dón­de pue­den es­tar es­con­di­dos.

Imprimir

3 comentarios:

  1. Esto no cuadra !! en la nota anterior cuando los ejecutaron jamas mencionaron los robos y ademas las otras 2 personas ?? que segun la esposa no conocia , y las ejecuciones similares en naucalpan el mismo dia ????? y en menos de 2 semanas tienen a los culpables !!??

    ResponderEliminar
  2. Soldadodejesuscristo2 de marzo de 2011, 18:45

    2 preguntas

    # 1 como puede haber gente capaz de quitarle la vida a alguien?

    # 2 como puede alguien preferir morir a entregar un bien material?

    ResponderEliminar
  3. FIJATE QUE A MI TAMBIEN SE ME HACE RARO TODO TANTO COMO SEGUN LA ESPOSA NO CONOCIA A ESTE ALDO COMO LOS ROBOS QUE SEGUN HICIERON EL MISMO DIA Y QUE SEGUN SE DICE QUE POR ESO LOS AGARRARON DEBERIAN EXPLICARNOS BIEN COMO ESTUVIERON LAS COSAS QUE SUENA MUY CONFUSO TODO AUNQUE PARECIERA SER UN SIMPLE ROBO POR LO QUE PASO YO DIGO QUE NO FUERON LAS COSAS ASI DE QUE ALGUIEN LOS PUSO SI PERO PARA SABER EN REALIDAD QUIEN FUE OK DICEN SEGUN QUE FUERON LOS MALDITOS TORREONES PERO YO DIGO QUE FUE ALGUIEN CERCANO A ELLOS SOLAMENTE DIOS SABE COMO FUERON LAS COSAS POR ESO ELLOS ESTAN CON EL Y LO SIENTO DE TODO CORAZON NO IMPORTA EL TIEMPO QUE PASE SIEMPRE LOS RECORDAREMOS

    ResponderEliminar