martes, 22 de febrero de 2011

Lo dejaron maniatado, vendado de los ojos y encobijado...pero vivo



 Lo levantan, le dan paliza, lo maniatan, le vendan los ojos y lo encobijan para arrojarlo todavía con vida en calles de la colonia Juan Güereca. 
Alrededor de las 03:00 de la mañana de hoy martes llegó al 060 el reporte de un hombre encobijado en el cruce de las calles Estaño y Unidad Popular, en la colonia mencionada, al norte de la ciudad.

Tras el reporte, unidades policiacas asignadas a la zona llegaron hasta el sitio, donde ya se encontraban elementos de la Policía Federal Preventiva resguardando el área; luego de llegar hasta el bulto envuelto en una cobija blanca y atado de lado a lado con una cuerda procedieron a descubrirlo.

Al moverlo escucharon los quejidos de un hombre, y al percatarse de que aún estaba con vida solicitaron la presencia de una ambulancia y desataron al joven y le descubrieron el rostro vendado para ver si estaba herido de bala.

Para su fortuna el encobijado no presentaba lesiones por arma de fuego, pero si huellas de tortura y violencia, apreciándole múltiples moretones y marcas de la golpiza que recibió; éste contó a los uniformados que se llamaba Óscar González Alvarado, de 18 años, y tenía su domicilio en la misma colonia.

El afectado informó que la mañana del lunes, alrededor de las 11:00 horas, fue sorprendido por varios tipos en dos vehículos que a golpes y a punta de pistolas lo levantaron y luego lo llevaron a otro lugar donde lo torturaron y dieron de golpes en varias ocasiones, preguntando por una persona de nombre Alfredo Ríos.

Sin saber de tiempos, lo abordaron de nuevo a un vehículo y lo llevaron hasta ese lugar donde lo arrojaron y se alejaron a toda velocidad.

Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario