viernes, 31 de diciembre de 2010

Tiran cuerpo y cabeza en lugares distintos

 Ma­ca­bro ha­llaz­go en la Pla­za de Oro a la en­tra­da de Ji­mé­nez, cuan­do ayer por la ma­ña­na fue lo­ca­li­za­da una ca­be­za hu­ma­na den­tro de una ca­ja de car­tón, tres ho­ras des­pués fue lo­ca­li­za­do en la ca­rre­te­ra Ji­mé­nez-Pa­rral, el cuer­po de di­cha ca­be­za, mis­mo que al pa­re­cer fue le­van­ta­do en es­ta co­mu­ni­dad un día an­tes, en la pri­me­ra es­ce­na, tras­cen­dió, fue co­lo­ca­do un nar­co­men­sa­je, sin em­bar­go no se ha co­rro­bo­ra­do la exis­ten­cia del mis­mo.

El san­gui­na­rio he­cho ocu­rrió a las 6:30 ho­ras de hoy, cuan­do una mu­jer in­di­gen­te pa­ró a una uni­dad de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca en la Via­li­dad Ma­ria­no Ji­mé­nez con ca­lle Hi­dal­go, ma­ni­fes­tán­do­les que en la Pla­za de Oro, ubi­ca­da a la en­tra­da de la Ji­mé­nez, se en­con­tra­ba una ca­ja de car­tón, la cual en su in­te­rior con­te­nía una ca­be­za hu­ma­na.

Los po­li­cías mu­ni­ci­pa­les al acu­dir co­rro­bo­ra­ron el ma­ca­bro he­cho, don­de se en­con­tra­ba una ca­be­za de un hom­bre den­tro de la ca­ja de car­tón, sien­do iden­ti­fi­ca­do co­mo Leo­pol­do Hol­guín, de 49 años de edad, y ori­gi­na­rio de es­ta ciu­dad, di­cha iden­ti­fi­ca­ción se dio por par­te de sus fa­mi­lia­res, quie­nes un día an­tes ha­bían in­ter­pues­to un re­por­te por de­sa­pa­ri­ción en las ins­ta­la­cio­nes de la co­man­dan­cia mu­ni­ci­pal.

No obs­tan­te a las 9:30 ho­ras de ayer mis­mo, es de­cir, tres ho­ras des­pués; el C4 de Pa­rral pi­dió apo­yo a la Di­rec­ción de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca de es­ta ciu­dad, con el fin de aten­der el re­por­te de un cuer­po sin vi­da en la ca­rre­te­ra Ji­mé­nez Pa­rral, acu­dien­do al lla­ma­do agen­tes mu­ni­ci­pa­les de es­ta lo­ca­li­dad.

En di­cha ca­rre­te­ra, en la bre­cha que con­du­ce al eji­do agua fría, a 150 me­tros de la au­to­pis­ta, fue lo­ca­li­za­do un ca­dá­ver de­ca­pi­ta­do, mis­mo que se en­con­tra­ba bo­ca­ba­jo y con las ma­nos y pies ata­dos con cin­ta ca­ne­la, cuer­po que se­gún se in­for­mó co­rres­pon­de a la ca­be­za an­tes lo­ca­li­za­da en la en­tra­da de Ji­mé­nez.

En el lu­gar don­de se lo­ca­li­zó el ca­dá­ver ha­bía una ca­chu­cha ro­ja don­de se su­po­ne de­bió es­tar su ca­be­za, al la­do de un enor­me char­co de san­gre .

Es im­por­tan­te re­cal­car que el hoy oc­ci­so, se­gún ver­sión de sus fa­mi­lia­res fue le­van­ta­do el pa­sa­do miér­co­les al­re­de­dor de las 17:30 ho­ras, po­nien­do el re­por­te por de­sa­pa­ri­ción a las 21:30 ho­ras del mis­mo día, ar­gu­men­tan­do que la víc­ti­ma fue lle­va­do a la fuer­za por unos su­je­tos des­co­no­ci­dos que des­cen­die­ron de una ca­mio­ne­ta blan­ca, cuan­do el di­fun­to se en­con­tra­ba ce­rran­do su ne­go­cio.

Asi­mis­mo, tras­cen­dió so­bre la pre­sen­cia de un nar­co­men­sa­je que fue de­ja­do por los au­to­res del bru­tal cri­men a un la­do de la ca­ja de car­tón don­de fue de­po­si­ta­da la ca­be­za, sin em­bar­go, es­ta in­for­ma­ción no ha si­do co­rro­bo­ra­da por par­te de la fis­ca­lia

No hay comentarios:

Publicar un comentario