jueves, 6 de enero de 2011

REVANCHA





Los ajus­tes de cuen­tas no ce­san en el DF, de­bi­do a que ayer, Jo­sé Luis Mar­tí­nez Mo­ta, de 31 años de edad, fue acri­bi­lla­do a ba­la­zos a cor­ta dis­tan­cia por uno de diez su­je­tos, quie­nes lle­ga­ron has­ta don­de es­ta­ba es­te hom­bre pa­ra ul­ti­mar­lo fren­te a sus ami­gos, con quie­nes pla­ti­ca­ba.

Co­me­ti­do el cri­men, los ase­si­nos es­ca­pa­ron a bor­do de dos ve­hí­cu­los, de­jan­do a su pa­so una es­te­la de san­gre y muer­te. Por la for­ma en que fue co­me­ti­do es­te ase­si­na­to, los en­car­ga­dos de las in­ves­ti­ga­cio­nes pre­su­men que to­do se de­be a una ven­gan­za re­la­cio­na­da con el cri­men or­ga­ni­za­do.

El cuer­po sin vi­da de Jo­sé Luis Mar­tí­nez Mo­ta, de 31 años de edad, que­dó ti­ra­do so­bre la ca­lle Her­ma­nos Vi­val­di al cru­ce con Pe­ri­cos y Pro­lon­ga­ción Ler­do de Te­ja­da, de la Co­lo­nia Lo­mas de Ca­pu­la, de­bi­do a que re­ci­bió un im­pac­to de ba­la en la sien iz­quier­da, otro en el pe­cho y uno en ca­da bra­zo, le­sio­nes que le pro­vo­ca­ron la muer­te, se­gún in­di­ca­ron pa­ra­mé­di­cos de una am­bu­lan­cia de Pro­tec­ción Ci­vil de la De­le­ga­ción Al­va­ro Obre­gón. 

Po­li­cías pre­ven­ti­vos del Sec­tor Pla­te­ros de la SSP-DF coin­ci­die­ron en men­cio­nar que se tra­tó de un ajus­te de cuen­tas, de­bi­do a que el cri­men ocu­rrió fren­te a un "pun­to ro­jo" -pun­to de ven­ta de dro­ga-, ade­más de que jun­to al ca­dá­ver se lo­ca­li­za­ron 8 cas­qui­llos y 3 tres ba­las úti­les. 

La vic­ti­ma fue iden­ti­fi­ca­da por su pa­dre Jo­sé Luis Mar­tí­nez Re­yes, de 61 años, quien no dio de­ta­lles acer­ca de la for­ma en que ocu­rrió el cri­men. 

Per­so­nal mi­nis­te­rial y agen­tes de la Po­li­cía In­ves­ti­ga­do­ra del DF, ads­cri­tos a la Coor­di­na­ción Te­rri­to­rial AOB-1, to­ma­ron co­no­ci­mien­to de los he­chos e ini­cia­ron la ave­ri­gua­ción pre­via FAO­B/AOB-1/-T-I/0036/11-01, por el de­li­to de ho­mi­ci­dio do­lo­so por dis­pa­ro de ar­ma de fue­go en con­tra de quien re­sul­te res­pon­sa­ble.



Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario